Noticias

INTegrando Saberes: intercambio con Jorge Dubatti

27 de mayo de 2020
 

El ciclo de formación que organiza el Instituto Nacional del Teatro y que está a cargo de maestras y maestros de las artes escénicas nacionales, contempla una instancia de preguntas y respuestas en diferido entre quienes dictan las clases y los alumnos y alumnas participantes. A continuación, compartimos el intercambio con Jorge Dubatti.

 

El pasado viernes 15 de mayo comenzó el ciclo de clases magistrales organizado por el Instituto Nacional del Teatro con una exposición a cargo del maestro, investigador y crítico teatral Jorge Dubatti sobre “Acontecimiento teatral, cuerpo y convivio: representaciones de la peste en el teatro argentino”. A partir de ese día, quienes vieron la clase publicada en el canal de YouTube del Instituto o accedieron a ella a través de la plataforma de aprendizaje online del Ministerio de Cultura de la Nación Formar Cultura, pudieron enviar preguntas dirigidas a Dubatti a través de las distintas redes sociales del INT. A continuación, compartimos las respuestas del maestro a las preguntas más frecuentes.

Antes de responder las consultas, Jorge Dubatti elaboró un texto breve con algunas aclaraciones conceptuales relacionadas a su exposición, donde desarrolla con mayor profundidad algunos términos que considera claves para comprender lo teatral: acontecimiento, convivio y tecnovivio, poíesis corporal, expectación, teatro-matriz, teatro liminal y teatrar. Sugerimos su lectura antes de avanzar con las preguntas y sus respuestas. Podés descargar el documento haciendo cilck acá.

 

¿La situación del aislamiento refuerza la idea del teatro como experiencia?

JD: Sí, porque nos  hace ver aquello que no veíamos, simplemente porque lo teníamos a disposición: la maravilla de la cultura convivial. Restringidos los convivios por el peligro del contagio, se advierte nuestra necesidad de convivialidad, no solo en el teatro, sino también en todos los órdenes: los encuentros con amigos, las reuniones en los bares, las canchas, las calles, las clases, los templos, las casas, etc.  Estamos viviendo un síndrome de abstinencia de los convivios, por eso regresaremos a los convivios revalorizándolos. Hoy no paramos de hablar de ellos.

¿Qué es la Filosofía del Teatro?

JD: Es una disciplina nueva a la que le caben tres posibles aproximaciones desde ángulos centrales:

  • Es la disciplina científica que hace las grandes preguntas filosóficas al teatro como acontecimiento (provenientes de las diferentes ramas filosóficas: Ontología, Gnoseología, Ética, Política, etcétera). Las preguntas por la existencia, el conocimiento, la ética, la política, lo sagrado, la naturaleza, etc.
  • Es una Filosofía de la Praxis Artística: la producción de conocimiento y pensamiento en / desde / para / sobre la praxis teatral, desde el hacer teatral,  desde una razón práctica o razón de la praxis, que radica en los haceres y saberes del «teatrar» del acontecimiento. Por eso decimos que todo artista teatral es un artista-investigador en tanto un filósofo de la praxis teatral.
  • Es también una Filosofía de las Ciencias del Teatro, es decir, la dimensión epistemológica en su formulación más abarcadora: el análisis de las condiciones de producción de conocimiento y validación de dicho conocimiento en la Teatrología o estudios teatrales.

En una Filosofía del Teatro no se trata centralmente de rastrear las ideas de la Filosofía sobre el teatro (como hace la disciplina Estética del Teatro: qué dijeron Platón, Aristóteles, Santo Tomás, Hegel, etcétera, sobre lo teatral). Tampoco se trata de la contribución del teatro a grandes temas filosóficos (la ley divina y la ley cívica en Sófocles, el ser y el tiempo en Luigi Pirandello, etcétera), o de estudiar a los filósofos-dramaturgos (Badiou, Onfray, Savater, etc.). O analizar la teatralidad de los textos filosóficos. Estas cuestiones pueden ser ancilares, complementarias a una Filosofía del Teatro y otros campos, pero no son nucleares para la disciplina que presentamos. La Filosofía del Teatro es la disciplina teatrológica basal, que enmarca a las otras y a la que siempre, por una razón o por otra, debemos volver. No es superación ni anulación de las otras disciplinas, sino su marco y reinscripción en nuevos contextos epistemológicos. Enmarca, contiene, resignifica, amplía.

¿Cómo afecta lo tecnovivial el plano pedagógico?

JD: Si el teatro es cuerpo (convivio, contagio, zona de experiencia territorial y en presencia física, etc.), dar clase de teatro por vínculo remoto, a distancia, en presencia telemática, es como aprender a nadar sin agua. No es un chiste. El teatrar es condición de la pedagogía teatral. Los saberes de un actor en soledad frente a una cámara no son los del actor en convivio, interactuando con otros cuerpos (otros artistas, maestros, técnicos, espectadores) en la misma territorialidad. Los teatreros lo saben, por eso la redacción de los protocolos en distintos lugares del país (por ejemplo, en Chubut, La Escalera, o el PIT Profesores Independientes de Teatro, de CABA) que permitan regresar a las clases conviviales.

¿Hay posibilidad de teatro con lo tecnovivial?

JD: Por un lado, el tecnovivio puede mezclarse en el convivio (en las múltiples formas de teatro liminal desde la Antigüedad), pero el tecnovivio no puede desplazar/anular el convivio: si lo hace, estamos ante un cambio de paradigma experiencial. Otra experiencia: ni mejor ni peor, otra. Por otro lado, el tecnovivio puede servir para conservar y transmitir información sobre el teatro; para guardar una memoria parcial, incompleta; para difundir. Pero  lo que no puede el tecnovivio es reemplazar ni cristalizar el acontecimiento viviente, la experiencia convivial. Podemos caer en dos disparates: que convivio y tecnovivio son Ríver y Boca, un campeonato; suponer que el tecnovivio es una fase “superadora” del convivio. Se viene hablando de la “muerte de la novela”, la “muerte de la historia”, la “muerte de las ideologías”, la “muerte del teatro”, y sin embargo…   

Finalizada la pandemia, ¿existe el riesgo de que las nuevas generaciones prefieran por comodidad o costumbre ver teatro de forma tecnovivial?

JD: El videoteatro o el teatro por streaming o el radioteatro o el libro de teatro (todas las tecnologías aplicadas a la cultura in vitro, opuesta a la cultura in vivo) ofrecen una experiencia viviente muy distinta a la del teatro en convivio. Esa es la razón de por qué una experiencia no es alternativa a la otra: son diferentes. De la misma manera podríamos decir: ¿existe el riesgo de que las nuevas generaciones prefieran el fútbol con hologramas al fútbol con jugadores de carne y hueso? O también: ¿para qué hacer en la cancha los partidos si podemos simularlos? Serían juegos distintos. O también: ¿existe el riesgo de que las nuevas generaciones prefieran el asado virtual, al asado en reunión? Uno diría, en términos ontológicos, es decir, existenciales, de experiencia: no serían lo mismo. Ni mejor ni peor: otro acontecimiento. Por eso necesitamos de la Filosofía: es la que nos provee una teoría de los acontecimientos. 

 

La próxima clase del ciclo INTegrando Saberes estará a cargo del creador y maestro cordobés Paco Giménez. Su exposición, que será “Una invitación a compartir mi proceso de creación y montaje”, se podrá ver a partir de este viernes 29/5 a las 17hs a través de nuestro canal de YouTube y de Formar Cultura, la plataforma de aprendizaje online del Ministerio de Cultura de la Nación que brinda cursos y contenidos digitales para hacedores culturales.